miércoles, 25 de marzo de 2009

Y va Berlin y la caga

Ayer, al despertarme llovía, después hizo sol, después empezó a granizar y a las once y media esto era lo que se veía desde mi ventana:

Y la verdad, suficientes problemas tenía ayer yo como para que encima nevase. En realidad fue más que nieve, fue una pequeña tormenta de nieve. Con sus rayos, sus truenos y su canesú. Por cierto, que me di cuenta que yo nunca había visto caer nieve y que a la vez sonasen truenos. La nieve madrileña, además de escasa, es más silenciosa.

Hablando de Madrid, menos mal que ayer allí no hacía 24 grados, como hace dos semanas, sino me replanteo seriamente mi estancia aquí. Aunque bueno, después dejó de nevar, no cuajó, el viento ya no era tan fuerte y hasta salió el sol. Y claro, de pronto ves la torre de Alexander Platz, así, con sol, y sientes que Berlin te está pidiendo que le perdones, que no es su culpa. Es el perfecto maltratador meteorológico. Además, ayer conseguí el abono para el siguiente semestre, algo que me tenía preocupado por que a partir de Abril no podría coger el transporte público.

Por cierto, al lado de mi universidad hay una tienda llamada Bärenstark, en el número 201 de la calle Stadtbahnbogen, al lado de la estación de tren y metro Friedrich Str., donde venden cosas de decoración, y en la puerta hay un cartel que me hace mucha gracia:

El pobre perro dice algo así como "pues mira que bien". Siempre me hace sonreír.

1 comentario:

Diana dijo...

No subas estas fotos cuando estoy en plena crisis erasmus, porque ha vuelto mi deseo de irme a Italia, que allí hace bueno!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails