jueves, 15 de octubre de 2009

La Biblia: texto de polifonía extrema

La polifonía, al margen de los politonos, en literatura y cine es la característica de que en un texto aparezcan diferentes voces que representan diferentes grupos sociales, opiniones, puntos de vista, etcétera. Concepto lanzado por Mijail Bajtín y rescatado por Seymour Menton.

Haciendo un análisis historicista, la polifonía está relacionada con la democracia, con el respeto a las minorías y a las fronteras de las naciones-estados, etcétera. Las estructuras políticas y literarias se amplian y diversifican. No sólo estos, sino también los nuevos tipos de libros técnicos: obras donde diferentes autores colaboran para crear una enorme obra conjunta. Por ejemplo la Gramática de Bosque y de Monte, la siguiente Gramática de la Academia (que se editará después de que los correctores terminen su estupendo trabajo) o la Historia y crítica de la literatura española dirigida por Francisco Rico, etcétera.

Esto tiene pros y contras. Resulta poco homogéneo: algunos fragmentos son más claro, unos son más interesantes, hay lagunas que nadie cubre, faltan síntesis, etcétera. Todo esto requiere una actitud más activa por parte del lector. No hay ninguna persona que presente todos los datos perfectamente ordenados como si fuese un libro de texto.


Ahora hablemos de la Biblia.

La Biblia actualmente se edita como un libro. Pero en realidad es un conjunto de libros. De hecho "Biblia" significa "libros" y no "libro". Veamos sus características:

1. Fue escrita durante mil años.


2. Fue escrita en tres idiomas diferentes: hebreo, arameo y griego.


3. A pesar de estar escrita mayoritariamente en hebreo, su título está en griego.


4. Fue escrita por cantidad de autores (firmantes, discutidos o anónimos) sin que estuviesen organizados.

5. Algunos textos cuentan la misma historia desde diferentes puntos de vista, como ocurre con los evangelios: Jesús: cuatro capítulos, cuatro perspectivas, como si de episodios de Lost se tratasen.

6. No hay ningún texto aceptado que sirva de introducción (como en los libros de colaboración).

7. Los tipos de texto cambian totalmente. Diferentes tipos de poesías, tipos de narrativa, documentos "burocráticos", género epistolar, etcétera. Recuerda al concepto romántico de novela-roman en el que todos los géneros literarios tenían cabida; o a esa tradición existente durante muchos siglos de encuadernar juntos un montón de textos que poco tienen que ver entre sí y llamar al volumen "papeles curiosos" o algo así.

En síntesis: la Biblia es la edición en un solo volumen de un conjunto de textos de diferentes tipos textuales, en diferentes idiomas, de diferentes épocas y de diferentes autores sin que nadie los coordinase. Esto resulta tremendamente actual y heterogéneo. La Biblia es extremadamente polifónica.

Comparémoslo con otros textos principales de otras religiones o ramas del cristianismo: La producción de la tradición católica ha sido dirigida y organizada y sus textos están en latín (incluidos los títulos). Similares características tienen las revistas producidas por la Watch Tower Bible, cambiando el idioma y desde donde se organiza. El Corán tiene un único autor que resume la historia anterior según su punto de vista. Fue escrito en unos veinte años, en un sólo idioma, el árabe, incluido el título. Comparado con la Biblia, el Corán es un libro de texto, mientras que la Biblia es un libro de "literatura a través de sus textos".

Creamos o no creamos, la Biblia es interesante.

7 comentarios:

ffcetra dijo...

La Biblia es EXTREMADAMENTE interesante, en tanto que es el texto que más ha influido en la historia humana. Una panda de fumados hebreos (puedo ser así en tu bloj?) empezaron a inventarse mitos y crearon la religión más seguida del mundo, mayoritaria en todo el mundo excepto en Asia oriental y sudoriental (y ni siquiera allá es insignifcante). Por eso he vuelto a empezar con el Génesis, y pienso leer cada día un poquito.

Si algún día soy rico y no me tengo que dedicar a nada, me pongo a editar la Biblia en sus idiomas originales, pero con más libros aparte de los cánones más extendidos: los evangelios apócrifos, el Corán… Además de extender las escrituras, ampliaría las lenguas en ellas presentes y multiplicaría, más aún, las inconsistencias y contradicciones presentes.

Y otra cosa de la que me gustaría saber más, y supongo que habrá bastante escrito, es la relación del dios de Abraham, YHWH, con el dios El del panteón cananeo prejudaico.

Últimamente me apasiona cada vez más esto. Antes sólo odiaba lo que tuviera que ver, ahora me lo tomo con tranquilidad y deseo conocerlo a fondo: estoy madurando?

José Calvo Tello dijo...

Casi lloro al verte en la camita, con el pijama puesto y leyendo un salmo o un capítulo del Evangelio de Lucas (recuerda que en el protestantismo los "Sanes" se quitan).

Tú puedes hablar como quieras en mi blog, seguro que no dices ni la mitad de chorradas que digo yo en el chat de gmail.

Veo que vuelves a hablar de las fortunas de los filólogos al final (o madurez) de sus vidas. ¿Aún crees que podrás encontrar esa obra de Cervantes perdida?

Me gusta la idea de incluir el Corán en la Biblia. Creo que habría que reforzar la idea de que el islam es en realidad un rama del cristianismo y una religión separada. Jesús no es para los musulmen un profeta? Ergo lo introducen en su tradición como un elemento integrante...

Lo del panteón cananeo tiene que ver con el Gilgamesh ese y el mito del diluvio? Disparo la pregunta al aire, no tengo ni idea.

Pues sí, creo que es un claro símbolo de evolución intelectual. Siempre es bueno observar lo positivo en los grupos a los que consideramos "los otros".

ffcetra dijo...

Soy muy mono leyendo la Biblia en el iPhone antes de acostarme, pero dos cosas: no llevo pijama nunca y no he llegado al Nuevo testamento aún…

Y hombre, ya que eres protestante y la RAE te deja, escribe "sanes", la minúscula a veces es una aliada del ateo, en mi caso. Acabo de pensar que soy ateo practicante, quiero ser un ateo prácticante de las leyes judías, por lo menos un tiempo. Me voy a inflitrar en una sinagoga, pero espero no tener que descapucharme.

En cuanto a "La confusa", estoy seguro de que la voy a encontrar, y la editaremos en/l Equipo: aunque tú no estabas cuando repartimos las futuras tarea, no creo que haya más que buenos deseos de que te integres en lo que nos va a dar fama en nuestro mundo.

Bajo mi punto de vista, judaísmo, cristianismo e islam son tres ramas de una sola religión, que normalmente es denominada Abrahámica. Jesús es el Isa del Corán, Moisés es Musa. El Islam reconoce el profetismo de los libros de la Biblia, aunque siempre están bajo la autoridad de la única revelación de Dios, que es el Corán a Mahoma.

Al final, lo que pasa es que cada rama tiene una fundamentación cultural: el cristianismo es latino y germánico, judaísmo e islam son semíticos: consecuencia de ello es la distinta prohibición alimentaria de los primeros contra los segundos y terceros, que es más similar. O la circuncisión. La relación entre etnia y rama abrahámica es fundamental, aunque en el cristianismo quizá solo en el inicio de la creación del dogma.

Gilgamesh es un héroe babilonio, así que no tiene mucho que ver. El panteón cananeo es el que tenían fenicios, hebreos antes del judaísmo, arameos, ugaríticos y, en general, todos los semitas del Levante mediterráneo. De este panteón, los judíos adoptarían un dios, El, como único. Ya te digo que no sé demasiado, pero me recuerda al caso de los Hare Krishna con el hinduismo.

Y por fin, no creo que sea una observación precisamente positiva lo que yo hago. Siempre me ha encantado la mitología clásica, después pasé a interesarme por otras y ahora, por fin, he decidido que quiero conocer la mitología que tanto ha influido en la historia más cercana a mi realidad, y que aún es raíz de problemas y confrontaciones.

ffcetra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Calvo Tello dijo...

La has cagado con lo del iPhone...

Por lo menos en EEUU hay sinagogas "visitables por turistas". Conociendo como son los judíos españoles de querer pasar desapercibidos en este país que tanto los ha odiado, probablemente no se pueda hacer aquí.

Lo que dices de la relación entre la religión y la etnia me ha recordado a un mapa que relacionaba la religión en Europa y otros datos (temperatura, geografía e idioma). Cuyo resultado es que, excepto irlanda Autria y parte de Alemania, los germanos son protestantes y los católicos latinos (olvidémonos por un momento de los eslavos):
http://bigthink.com/ideas/21073

ffcetra dijo...

Sí, ya había visto esos mapas… Lo cierto es que el cristianismo está menos apegado a lengua, o a costumbres diarias, por ejemplo, que el cristianismo y el islam. Tal vez sea la razón de su éxito, o tal vez la razón fuera la batalla de Poitiers, quién sabe!

En Amsterdam fui a una sinagoga de sefarditas portugueses, previo de pago de unos euretes y poniéndome la kipá, estaba monísimo! Quiero ser judío.

José Calvo Tello dijo...

De tu último comentario cambiamos el segundo "cristianismo" por "judaísmo", ¿no?

Sefarditas portugueses en Amsterdam... Minoría de minoría de minoría de.... Me recuerda a un cartel de una obra de teatro que vi hace poco se llama "Divorciadas evangélicas vegetarianas".

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails