jueves, 13 de mayo de 2010

Coaliciones centro+derecha por Europa

El día que iba a perder las elecciones, el candidato socialista se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar a que abriesen los colegios electorales. Porque los resultados, aceptémoslo, son la Crónica de una derrota anunciada. Los conservadores regresan al poder pero no volverán solos. Estarán obligados a crear una coalición, en un país nada acostumbrado a ese tipo de gobiernos.

El sistema electoral está diseñado para favorecer a los grandes partidos frente a los partidos más pequeños que se presentan en todo el ámbito nacional. Los protagonistas del bipartidismo siempre coquetean y hacen caricias alrededor de la eterna reforma electoral, excitando a los partidos pequeños, pero sin llegar a consumar nada y dejando insatisfecha a buena parte de los electores.

Quizás sea el momento de recordar el paralelismo entre la coalición que se forma estos días con la que surgió en Alemania tras las últimas elecciones. En ese caso también era el partido socialista el que salía del Gobierno (habiendo estado en la Gran Coalición con los democrata-cristianos). Durante la campaña electoral Merkel y Westerwelle se dieron cuenta que tenían mucho en común, y no sólo que sus apellidos estén llenos de e. Y de pronto se vieron bien juntitos, como dos gemelitos en el vientre de un Gobierno al que se miró con desconfianza desde su alumbramiento múltiple. Los alemanes comenzaron a tener saudades de la antes detestada Gran Coalición. Los conservadores alemanes comenzaron a perder votos por primera vez en muchos años.

¿Veremos los mismos pasos con la coalición que actualmente se está gestando? Quizás, pero distingamos: Rajoy no es, ni ha sido Merkel. Ni tiene su valor, ni su inteligencia, ni viene de un país comunista reunificado, ni es mujer, ni nada. Rajoy no trae nada nuevo. Al final y al cabo es el resultado del intento aznariano de reproducirse políticamente por esporas: a nuestro querido abdominales con bigote se le cayó un día el dedo índice de la mano derecha y, de él, brotó Rajoy.

Tampoco el partido del centro español y el alemán se parecen demasiado. La coalición entre PP y UPyD que está formándos actualmente (tras la derrota electoral del garciamarquiano Zapatero) quizás se parezca más a la que surgió en mayo del 2010 en el Reino Unido. Los liberales de Nick Clegg quizás se podrían asemejar más a los feligreses del partido de Unión de Rosa y Diez. ¿Veremos a la otrora socialista como Ministra de Exteriores del gobierno del PP? Creo que hay más posibilidades que lo sea de Interior.

Más paralelismos R.U.-España: la ilusión que hemos vivido en los últimos meses por la posible ruptura del bipartidismo en nuestro país ha sido similar a la que también se sintió en el R.U. en la primavera de 2010. Lo malo es que nuestro sistema cuasi canovista, como ya he dicho, está demasiado bien atado. Y ahora, los resultados del partido del centro, UPyD, son buenos, pero desde luego decepcionantes si esperábamos el fin de PPSOE. Ahora ambos partidos ofrecen una reforma en el sistema electoral, como también hicieron los británicos.

Lo esperable en las siguientes elecciones será que los votantes abandonen al desgastado y ya no tan emocionante  partido del centro y regresen a la polarización bipartidista. Probablemente UPyD no vuelva a tener en muchos años un panorama tan positivo como durante la crisis económica y los casos de corrupción del PP. Así que vayámonos sentando y tranquilizando, que tendremos bipartidismo para rato.

5 comentarios:

Eli dijo...

¿comenzaron a tener saudades? que bonitinhoo!!!

ffcetra dijo...

Una cosa, el tercer partido en España aún no es UPyD, están los señor de la iu moribunda que en las últimas generales sacaron el triple de votos que el partido de Rosísima. Y aún CiU y EAJ obtuvieron más votos en circunscripciones más reducidas. Y ERC, ni 10000 votos menos, creo recordar. No creo que los votantes descontentos con el PP se pasen a UPyD; si acaso, quien los vote, serán PSOEros cabreados, o algo así.

José Calvo Tello dijo...

Tienes toda la razón. Con "tercero" me refería a un partido que ni estuviese en la derecha ni en la izquierda. A cambiarlo voy. Aquí estoy con el ALPI amigo mío. Uso "ü" como /y/, ¿te parece correcto?

ffcetra dijo...

soy un puntilloso y un tocacojones, ya me conoces, así que no voy a entrar en izquierda y derecha aunque me muera de ganas. Primero porque estoy en la biblio y me pongo ya a hacer cosas y segundo porque mi visión de la política es extremista como fundamento (y por ello profundamente cierta).

Me parece correctísimo utilizar la ü para /y/, yo supongo que la utilizaré en el catalán norteño, pero no sé si en algún sitio más. Has escrito el correo del que hablamos ayer?

Si vienes a la facultad esta tarde y te apetece, pégame un toque y nos tomamos un café.

Un abrazo.

José Calvo Tello dijo...

Me he reído mucho con la ironía de extremista ergo cierto. Oxímoron diría, quizás.
Sí eres puntilloso, pero esta vez te la compro totalmente. El resto te lo cuento ahora por mail. Abrazos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails