sábado, 17 de marzo de 2012

Huelga: una palabra laboral, sexual o festiva

El 29 de marzo varios sindicatos nos han convocado a la huelga general y la gente tendrá que decidir si va a la huelga, si se organiza para que el mensaje político cale más fuerte, si se queda en casa... Pero, desde el punto de vista lingüístico, ¿de dónde viene la palabra huelga? ¿Desde cuándo empezó a usarse con el significado que actualmente entendemos?

Este significado actual es relativamente moderno, como nos podemos imaginar de finales del siglo XIX. Pero la palabra es mucho más antigua. Huelga es un sustantivo que proviene del verbo holgar, hoy en día casi olvidado. Nos puede sonar familiar "huelga decir que no es necesario...", que significa 'está de más decir que no es necesario...'. Sin embargo este significado no ha sido el más frecuente a lo largo de la historia, sino el significado de 'disfrutar'. Por ejemplo, la Celestina le decía a Sempronio:
Ganemos todos, [com]partamos todos, holguemos todos.
Desde ese significado de disfrute cristalizó otro más concreto: 'mantener relaciones sexuales'. Por ejemplo en los versos del romance:
Allí se van a abrazar,
y a una cama muy hermosa,
se fueron junto a holgar.
Esta no es la única relación entre la huelga y el sexo, porque, según la RAE, la etimología de holgar sería follicāre, que significaría 'soplar, respirar'. Sé lo estáis pensando, maliciosillos... ¡En fuelle!: ese instrumento que parece el fruto de una noche de pasión entre un abanico y un acordeón. Vale, lo acepto, no era en lo que teníais en mente, estabais pensando en follar. Pero, siendo algo creativos, podemos ver que follar y fuelle tienen bastante que ver: movimientos hacia arriba y hacia abajo, ruidos chirriantes y repetitivos, el fuego va creciendo, pitorros que sobresalen... Algo de eso mismo tuvieron que pensar las señorías de la RAE, porque en su follar de coito, el número 4 dentro de su desbarajuste de lemas, entre los que se incluye también un follar significando 'tirarse un pedo', dicen que quizá...


A pesar de que nos encanta pensar de que huelga comparta origen con follar, dudo que en realidad follicāre fuese el origen. Es más: dudo que follicāre haya existido en algún momento. Si introducimos follicāre en la maravillosa máquina del tiempo del Molino de Ideas, su resultado es:

Es decir hujigar, una palabra que aunque tiene bastante pinta de ser española, no parece que haya nada parecido en español, ni actual ni antiguo. ¿Huelga y follar tiene que ver? Pues no estoy seguro...

Lo que sí parece más claro es la relación entre juerga y huelga. Juerga vendría a ser la versión andaluza, devuelta con acento del sur al español general. Lo más probable es suponer que en el momento en el que la "h" todavía se pronunciaba, pasó a pronunciarse con "j": juelga; y después la "l" se convirtió en "r": juerga. Por lo que la canción de M-Clan de "Juerga general" no estaba tan desorientada:



El 29 de marzo piensen en política y trabajo. Pero sobre todo: huelguen. De la manera que queráis (tírense pedos, copulen, disfruten soplen el fuego, organicen fiestas...), pero huelgen. De manera general.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails